Tarjeta de Colores

Necesitas:

-Cartulinas de colores
-Perforador
-Cinta
-Tijera
-Marcador
-Lápiz y regla

image

Proceso:

1) Dibuja en las cartulinas un rectángulo de 9 cm x 3 cm.
2) Recorta los rectángulos y perfóralos.
3) Une las cartulinas con una cinta.
4) Escribe un mensaje en cada cartulina. ¡Y listo!

-Con cariño, Erika.

Anuncios

Guarda-audífonos

Sin título

¡A todos se nos enredan los audífonos!

Con dos pinzas puedes solucionar tu problema.

Necesitas:
-2 pinzas
-Pintura
-Palillo
-Pega
-Pincel

Proceso:
-Pinta las pinzas del color que quieras. Yo le hice puntos con el palillo para darle un toque más cuchi.

-Une las pinzas con pega. Una encima de la otra, la apertura de la pinza de arriba que esté hacia la izquierda y la de abajo que tenga la apertura hacia la derecha.
-¡Así de sencillo! Ahora enreda los audífonos entre las pinzas y guárdalos en tu bolso.

Espero que te sirva.
Si lo hiciste, quiero ver cómo te quedó.
Comparte tu foto en Instagram o Twitter y etiquétame: @iremartinez.z

-Con cariño, Irene.

Los colores y su significado en la ropa

NEGRO

Es un color clásico, elegante, sofisticado, que estiliza la figura, pero también se asocia a la fuerza, al poder, a la estabilidad y a la inteligencia. También puede asociarse al “lado oscuro”. Es un color sobrio, serio, que transmite fuertes emociones.

Funciona para transmitir fuerza y elegancia, pero ten la precaución de no abusar de él, porque es un color que se hace pesado como pocos.

BLANCO
El color de lo limpio y lo puro. De ahí el típico traje de novia. Además de asociarse a la salud, a la luz y a la pureza, el blanco está ligado a la creatividad. Es el color resultante de toda la mezcla de colores.
Una vez un hombre me dijo que “las mujeres que se visten de blanco son las más bonitas”.

GRIS
Este color tiene mala reputación. En muchos casos se asocia a la depresión, a la mediocridad, a lo viejo… Aunque un toque de gris transmite estabilidad, seguridad y sentido práctico.

ROJO
Es el color que más llama la atención. Si éste es tu propósito, no te lo pienses. El rojo atrapa las miradas al instante. Si tratas de disimular algunos kilitos mal ubicados, no lo uses exageradamente, porque su efecto es el contrario al del color negro. La gente te ve “más”. Y más significa: más grande, más robusta… y más todo.

El rojo es un color alegre, enérgico, festivo, ardiente, muy motivador, que excita y desboca pasiones. ¡Es el color de la sangre!
Pero, precaución con el rojo, porque también es el color del peligro y, dependiendo de cómo lo lleves, transmite también agresividad.

AZUL
No es extraño que el azul, el color del cielo y del mar, sea el favorito de tanta gente. Es un color que se asocia a la calma y al descanso, también se asocia a la confianza, a la seguridad y dicen que también a la sabiduría y la lealtad. El azul, sobre todo si no son tonalidades muy oscuras, es el color que dice: “Confía en mí.”

VERDE
Color ligado a la Naturaleza, a la frescura y el crecimiento. Produce un efecto de calma y sosiego (los tonos más claros de verde). Popularmente, el verde está ligado a la buena suerte, a la esperanza y a la riqueza. Además, transmite paz y armonía.

AMARILLO
Es el color alegre y optimista. Se asocia con la felicidad, con la risa y lo desenfadado. El amarillo actúa en el cerebro liberando más serotonina (neurotransmisores que incrementan la sensación de bienestar); acelera el metabolismo e impulsa la creatividad.

Tampoco hace falta que te vistas de amarillo de pies a cabeza. Un simple toque de amarillo, da alegría y llama la atención.

NARANJA
Como el amarillo, está asociado a la alegría y la diversión. Además, transmite energía y vitalidad, siendo menos “agresivo” que el rojo.

MORADO
Está clásicamente asociado a la prosperidad y la riqueza. Este color abunda en esos trajes de la realeza que todos hemos visto alguna vez. Sugiere sofisticación, respeto y sabiduría.

MARRÓN
No me gusta mucho este color, lo uso muy poco, pero sugiere estabilidad y constancia. Se dice que es un color apropiado para dar una imagen de persona ordenada y responsable.

Ahora ya sabes el significado de los colores en la ropa. El color comunica por sí solo. Esto lo saben muy bien los expertos en marketing y los diseñadores, por ejemplo. Los especialistas en la psicología del color lo tienen bien estudiado. Espero que te sirva o, al menos, te resulte curioso.

La información la saqué de varios blogs y resumí lo más interesante.

¿De qué color estas vestido ahorita?

5 Pasos para sentirte súper optimista

4f183438680fbcdca2160585575da138--a-color-sticker

La vida es una sola, seamos optimistas. Ver sólo los aspectos negativos de cualquier situación puede causar que pierdas oportunidades.

Si has tenido siempre una visión pesimista del mundo, puede ser difícil cambiar tu enfoque, pero es posible empezar a ver el vaso medio lleno, y no medio vacío. Aplica estos 5 pasos para sentirte súper optimista:

1. Postura erguida y grandes pasos

Las personas optimistas van siempre erguidas, caminan rápido y dan grandes pasos. La postura de los pesimistas es floja y descuidada, caminan despacio y dan pasos pequeños. Imagínate a una persona que camina con su cabeza erguida, hombros atrás y que camina con pasos largos. Esta persona transpira confianza.

2. Voz alegre

Piensa en algún momento en el que te sentías molesto. Tu teléfono suena, lo contestas y te das cuenta de que la persona que llama es alguien a quien tú quieres impresionar. Te apuesto a que cambias tu tono de voz por uno alegre para impresionar a dicha persona y el resultado es que tú, inmediatamente, te empiezas a sentir más motivado. Así que si actúas estar contento, te sientes contento.

3. Utiliza palabras positivas y motivadoras

El pesimista dice “Tengo un problema” Por el contrario, el optimista diría “Tengo una oportunidad para hacerlo mejor la próxima vez”.

4. Utiliza actitudes positivas

La mejor manera de convertirte en un optimista es sencillamente enfocarse en las soluciones y no en los problemas. Cada vez que una dificultad surge, puedes crear inmediatamente soluciones y ponerlas en marcha. Enfócate en las soluciones y no en los problemas, en las fortalezas y no en las debilidades.

5. Sé un modelo a seguir

Recuerda un momento en tu vida en el que fuiste el modelo a seguir para alguien más. Al mismo tiempo que ayudabas a esa otra persona, también te estabas ayudando a ti mismo. Si te conviertes en un modelo de optimismo para tus empleados, compañeros de trabajo, familiares y amigos, al mismo tiempo te haces a ti mismo más optimista.

Fuente: http://www.organizateya.com/optimista.htm

¡Sólo tú puedes mejorar la situación, así que sonríe y todo irá mejor!

Y como dicen esta imagen: “YOLO” (You Only Live Once) Solo se vive una vez.

-Con cariño, Irene.

101 cosas para hacer en Caracas antes de morir

image-121

101 cosas para hacer en Caracas antes de morir:

1. Subir al teleférico y admirar desde arriba a Caracas.

2. Comer de madrugada una arepa o un perrocaliente.

3. Subir por Sabas Nieves.

4. Montarse en un mototaxi.

5. Descubrir los jardines del Centro de Arte La Estancia. Y si hace yoga, mejor.

6. Visitar el Club Social Chino (El Bosque) un domingo y desayunar al estilo oriental.

7. Almorzar peruano en Colegio de Ingenieros un domingo.

8. Tomar el metro en hora pico. Y si hace la transferencia en Capitolio, mejor.

9. Hacer mercado en Quinta Crespo.

10. Subir a El Calvario y tomarse un café con vista a Caracas.

11. Visitar la Casa de Estudio de la Historia Lorenzo Mendoza (Veroes a Jesuitas, Bulevar Panteón).

12. Ir a conocer el Museo Sacro (Metro Capitolio)

13. Caminar por el Parque de Este.

14. Recorrer el bulevar de Sabana Grande.

15. Ver el espectáculo de luces de la fuente de Plaza Venezuela.

16. Visitar el pueblo de El Hatillo y entrar a la tienda Hannsi.

17. Comer en Los Nuevos Chinos de la Av. Baralt (pida mejor para llevar).

18. Contemplar la Plaza Altamira.

19. Tomarse un trago en la terraza del rest 360 en Altamira (HOTEL Altamira Suite).

20. Visitar la Ciudad Universitaria.

21. Ir a un concierto en el aula magna de la UCV para ver las nubes de Calder.

22. Ir a ver la obra de Arturo Michelena “Miranda en la Carraca” en la Galería de Arte Nacional.

23. Tomarse una foto en la plaza del alba Caracas con la avenida Bolívar de fondo y las torres de El Silencio.

24. Volver a la infancia en el Museo de Los Niños.

25. Caminar un domingo en La Cota Mil.

26. Conocer la Mezquita de Quebrada Honda.

27. Subir en MetroCable a San Agustín.

28. Comprar libros en el puente de Las Fuerzas Armadas.

29. Comer en la Calle del Hambre de Baruta.

30. Ir a bailar salsa a “El Maní es así”.

31. Conocer el Centro de Arte Los Galpones (Av. Avila con 8a Trans. de Los Chorros. Metro Parque del Este o Los Dos Caminos)

32.Disfrutar de un concierto a cielo abierto en el CC Sambil.

33.Comer cachapas en La Unioón (aunque yo odio la atención de ese lugar).

34.Montar bicicletas por los jardines de la Universidad Simón Bolívar.

35.Caminar o patinar por Los Próceres.

36.Ir a un juego Caracas-Magallanes en el estadio universitario.

37.Recorrer las iglesias del Centro. Sobre todo en Semana Santa.

38.Tomarse una foto con la estatua ecuestre de fondo en la Plaza Bolívar.

39.Conocer el Jardín Botánico.

40.Recorrer el Parque Los Caobos (aunque está deteriorado) y si coincide con un concierto mejor aún.

41.Pasear por Bellas Artes y visitar el Teatro Teresa Carreño, el Museo de Arte Contemporáneo, la Galería de Arte Nacional y el Museo de Ciencias Naturales.

42.Ser parte de “Por el Medio de la Calle”.

43.Ver a los patineteros haciendo piruetas en el parque extremo de Chacao o el de Los Dos Caminos.

44.Participar en alguna carrera que te permita caminar libremente por la autopista.

45.Ir a algún mercado de diseño. Sea en el Mercado Municipal de Chacao o en la Plaza Alfredo Sadel.

46.Admirar lo bella que se ve la escultura Esfera Caracas de Jesús Soto en horas de la noche.

47.Comerse un profiterol de chocolate la pastelería Mozart (Concresa o CCCT).

48.Irse de tascas a La Candelaria.

49.Pasar una noche en el HOTEL “Aladdin”.

50.Ir al teatro. Sea en Trasnocho, Paseo El Hatillo, Teatro 8.

51.Ir a la Feria del Ateneo en diciembre.

52.Bajar a La Guaira a darse un baño de mar.

53.Subir a Galipán. Comer sandwich de pernil, fresas con crema.

54.Ver de lejos El Capitolio. (No digo de cerca porque dudo que le dejen entrar)

55.Visitar el Panteón Nacional.

56.Tomar cervezas en El León.

57.Pasear por el casco de Chacao.

58.Conocer el Casco Histórico de Petare.

59.Ver jugar a La Vinotinto.

60.Tomarse un café en El Gran Café de Sabana Grande.

61.Subir a Los Teques por un buen golfeado con queso.

62.Acampar en El Ávila.

63.Visitar el Parque Los Chorros.

64.Comer en la Hermandad Gallega.

65.Tomarse un chocolate caliente en Kakaos de Paseo Las Mercedes.

66.Desayunar en el Hornito Andino (Segunda Transversal de Campo Alegre. Diagonal a la Clínica Sanatrix)

67.Tratar de tomarle una foto a la estatua de María Lionza y al mural de Zapata.

68.Ir a comer a La Cuadra Gastronómica de Los Palos Grandes (6ta transversal entre 3ra y 4ta avenida)

69.Curucutear en algún mercado de las pulgas.

70.Meterse con los chamos a mojarse en los chorritos de la Plaza Los Palos Grandes.

71.Escuchar los cuentacuentos del Banco del Libro.

72.Quedarse dormido en los jardínes de “Tierra de Nadie” en la UCV

73.Capturar en fotos al personaje del Ula Ula que se ubica en las tardes por la Plaza La Candelaria. O al del camión de muñecas.

74.Escuchar el sonido de El Amolador.

75.Lanzarse una rumba intensa en Greenwich (Av. José Luis Sosa, Edificio Marvin. Local 1. Altamira)

76.Vacilarse una noche de Stand Comedy en Teatro Bar (Calle Orinoco. Las Mercedes)

77.Ir a un “TweetTeq” (reunión de tuiteros).

78.Pasar una tarde en el Parque Boyacá (Calle Boyacá, El Rosal). Y sentarse a leer en su anfiteatro.

79.Descubrir las piezas de artísticas urbanos como Ergo, Fe, entre otros.

80.Merodear por un mercado de antigüedades.

81.Tomar chicha abajo del reloj de la UCV.

82.Vivir la experiencia de ir en tren hasta los Valles del Tuy.

83.Ir a comprar ropa en El Cementerio, Mercado de Guaicaipuro.

84.Pegarse a una de las tardes de juego de los chicos de Ser Urbano.

85.Comerse una crepes en Café Noisette (Av. Principal de La Carlota)

86.Ver contonear el cuerpo a los diferentes grupos de baile de la UCV en los pasillos del Aula Magna los fines de semana.

87.Ir a una función de cine porno en el Cine Urdaneta.

88.Tomarse un 3 en 1 en Sabas Nieves.

89.Recorrer la cuadra de Las Novias en el Centro.

90.Visitar el mirador de La Cota Mil.

91.Buscar un libro en la biblioteca de Los Palos Grandes.

92.Comer los tacos de Santa Sofía.

93.Saborear los postres que se venden frente a la Plaza Bolívar de El Hatillo.

94.Ir a desayunar a la Feria de Los Palos Grandes.

95.Tomarse una cocada en La Guairita.

96.Ir a un concierto en La Hacienda La Vega.

97.Rumbear en el C.C. San Ignacio o Las Mercedes.

98.Tomarse una bebida afrodisíaca en el puesto de la Avenida Bolívar.

99.Intercambiar libros en las plazas con los chicos de ReLectura (www.relectura.org)

100.Ir a escalar a las Cuevas de El Indio.

101.Hacerlo todo de nuevo, e invitar a sus amigos.

Fuente: http://www.caracasciudaddelafuria.blogspot.com/