¿Qué Soy?

¿Qué soy? Me inspiró Shirley Varnagy.

Nunca me gustó Wagner. Cuando llegaba a un lugar y veía a las personas deleitarse con su melodía, sabía que era hora de partir: no soy facista. A Wagner no le faltaba talento, pero sí valores. Mi punto de encuentro con el socialismo es La Caution, parece que tengo el oído musical de izquierda. Me interesó Marx hasta que mi padre me contó que en Estados Unidos tenía un buen lugar donde quedarse por vacaciones pero no tenía con qué pagarlo: soy capitalista. No puedo evitar deleitarme con las pinturas de Frida Kahlo: sólo en ese instante soy capitalista: Suena tan contradictorio como el mural que hizo Diego Rivera para el símbolo del capitalismo: Rockefeller. Creo en Dios, no en el partido: no soy comunista.Rechazo la opresión, pero también la guarimba: soy neutral, excepto con la injusticia. No converso con mis amigos, hablo: soy odiosa para algunos, periodista para otros. Bailo merengue con Omar Acedo: soy de izquierda, pero no tengo los dos pies izquierdos. René Velazco es también el ídolo de mi generación: soy de ultraderecha, según la claisificación de Roque Valero. Soy católica, estudié en la Universidad Católica Santa Rosa, siempre fui en jean, tuve novios de otras religiones, pero nunca dejé de hablar con Dios: soy reformista protestante. No negocio con terroristas: soy uribista, de ultraderecha según el Gobierno; pero creo en el diálogo para alcanzar la paz, como Rabin con Arafat: soy laborista.

Siempre he sido irreverente, ocurrente y elocuente, por eso creo en la autodeterminación de los pueblos: soy socialista. ¿A quién no le gusta Disney World?: soy liberal pitiyanqui. Comulgo con la visión de Bachelet, apoyo el socialismo con apertura de mercado: soy de centroizquierda.

Me gusta la hallaca: soy de centro. pero me siento a la derecha: soy de centroderecha.

Mis padres me enseñaron a trabajar muy duro, pero mi religión me enseñó a ayudar al prójimo: soy capitalista, pero lo comparto como socialista. Creo en la libertad, pero no en el libertinaje: soy bolivariana. No me educaron para defender la patria, sino para construirla: soy civil. En mi trabajo no soy de oposición ni soy oficialista: soy periodista. Pero ante todo, siempre seré ciudadana y para mí Venezuela es una sola, libre de etiquetas. En fin, así podría seguir toda la noche. Concluyo que una mujer son todas las mujeres -me puse sexista porque eso es revolucionario- y que no estaría mal derrumbar las etiquetas y mirarnos a los ojos. Tal vez allí nos encontremos todos.

 

Anuncios

Recomendación Literaria: Bajo la misma estrella.

 

lil_mismaestrellajohngreen11302956


FICHA TÉCNICA                                                   

Título Original: The Fault In Our Stars

Título: Bajo la misma estrella.

Editorial: NUBE DE TINTA
Autor: John Green.

Año de edición: 2012.

Género: Infantil, juvenil.
Reto 2016: Un libro que tengas y hayas leído más de 2 veces.

Sinopsis: Emotiva, irónica y afilada. Una novela teñida de humor y de tragedia que habla de nuestra capacidad para soñar incluso en las circunstancias más difíciles. A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel -conocer a su escritor favorito-, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme rompecabezas del que forman parte…

OPINIÓN PERSONAL

 

Esta más que una reseña será una corta recomendación sobre este compendio de historias de la trilogía Los Juegos del Hambre de Suzanne Colins.

Por momentos, descubres un humor ácido y sarcástico de la protagonista de esta historia, pero otro lado, te llega a conmover por la situación en la que se encuentra y por los momentos que pasan ella, sus padres y sus amigos más cercanos. No les cuento más. No quisiera arruinar la sorpresa, necesitan leerlo por ustedes mismos. Una excelente recomendación para leer en este fin de semana o cuando gustes.

Bajo la misma estrella es un libro sobre el cáncer, porque todos sus personajes sufren la enfermedad directa o indirectamente, pero no es un «libro sobre el cáncer», porque no cae en los tópicos propios del género. Es un libro con el que se ríe más que se llora, que te hace reflexionar más sobre la vida que sobre la muerte, que no idealiza la enfermedad ni glorifica a sus víctimas, que no ahonda en los malos momentos y a la vez resulta profundamente conmovedor.

La historia es interesante, pero el gran acierto de John Green (aparte de crear dos protagonistas fantásticos) es el enfoque que le da. La narración es ágil e ingeniosa, y está llena de sarcasmos y comentarios políticamente incorrectos. Hay momentos de bastante complejidad, tanto literaria como filosófica, que no ralentizan la lectura (ya elegirá cada lector cuánto tiempo dedicar a los pensamientos del autor). John Green no endulza la realidad de los protagonistas para complacer al lector, y la franqueza con la que trata el tema es precisamente uno de sus grandes triunfos.

Podría seguir señalando las virtudes de la novela y escribir una reseña el doble de larga que esta, pero dejémoslo así: Bajo la misma estrella es el libro que que recomiendas cuando quieres demostrar que la literatura juvenil tiene calidad, y uno de esos pocos libros que querrás releer (probablemente más de una vez) porque es tan extraordinario que resulta difícil de creer, y sabes que con cada relectura te volverá a sorprender su genialidad.

El hecho de que sea Green ya es razón suficiente para leerlo, él tiene una forma de escribir que enamora y por ello, como toda novela rosa, sus escritos han perdurado hasta la contemporaneidad. Así que lo recomiendo mucho, no para leerlo de golpe, sino para disfrutar uno de sus libros.

¡Nos Leemos!